Soil Nailing

El “Soil Nailing” es un método moderno para contener cortes de suelos en obras viales o excavaciones en general. Tiene un amplio campo de aplicaciones en el sector de obras de Infraestructura y Edificación siendo una de las principales soluciones para la contención de taludes.

Construir un muro mediante "soil nailing" significa reforzar el suelo a medida que se excava, mediante la perforación e instalación de pernos pasivos, los cuales trabajan fundamentalmente a la tracción y secundariamente al corte. 

Para evitar desmoronamientos del suelo, se utiliza el "shotcrete", hormigón "in situ" o en algunos casos mallas especiales. El corte de la excavación puede ser vertical, inclinado, o ejecutarse en terrazas. En general admite cualquier geometría y puede adaptarse para recibir vegetación.

Las principales ventajas del Soil Nailing frente a otros sistemas de contención de suelos son:

  • Alta velocidad de ejecución, ya que la construcción del muro anclado acompaña prácticamente la excavación.
  • Versatilidad para adaptarse a las diferentes geometrías de los taludes.
  • Economía
  • Ausencia de cualquier otro elemento de entibación a ejecutar previamente.

  • Ver animación


    Ver esquema